“Si perdemos la libertad de prensa, perdemos el país”

 

Rechazo y preocupación ha generado entre el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) la propuesta de reformas a la Ley de Telecomunicaciones que ha anunciado el Gobierno y que atentan contra la libertad de expresión y de prensa.

Las regulaciones que se han planteado para controlar los contenidos, las sanciones y el revocamiento de las licencias de medios en caso de muerte del propietario son inaceptables para los representantes de la empresa privada.

Ayer en reunión, la junta directiva del Cohep analizó la propuesta legislativa con el fin de establecer una posición y hacer las recomendaciones al Gobierno para que rectifique sobre lo que consideran violentan la libre emisión del pensamiento.

Fernando Jaar, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), lamentó que se esté tratando de regular la labor de los medios de comunicación.

“La libertad de prensa es sagrada para todos los hondureños. El día que perdamos eso vamos a perder el país. Hay algunos puntos como que los dueños de los medios no van a poder heredar a sus hijos y nuevos impuestos que deben ser analizados con profundidad para emitir un comunicado correcto”, expresó Jaar.

Lamentó también que no se estén tratando realmente los problemas que tienen agobiados a los hondureños.

“Es lamentable que tengamos que tocar estos temas cuando hay que generar trabajo, seguridad y ahora con estas cuestiones que no abonan en nada a la inversión porque lo que todo mundo ve es conflicto”, consideró Jaar.

El empresario Óscar Galeano señaló que el aspecto jurídico de la ley puede lesionar la práctica de las  telecomunicaciones.

“Se nos indicaba la concentración de poder que habrá en la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) y que si esos criterios son aplicados arbitrariamente o condicionados vendría a lesionar a unos sectores particularmente los medios de comunicación. Creo que si se tenía la intención de revisar la ley, la aportación de los medios era la más importante. Que si hay excesos en la forma de dar la noticia o de manejarla, no implica que se deban hacer reformas a la parte jurídica y legal que es la más delicada y peligrosa”, opinó Galeano.

Dijo que esperan que el Gobierno explique bien que es lo que se quiere. “Hay una nebulosa, no se explica claramente que es lo que se quiere regular o sancionar. Por ejemplo, el hecho de que una persona que tenga un canal de televisión y al fallecer tenga que pasar la frecuencia a Conatel para ver si lo hereda o no la familia no nos parece correcto, porque se le otorga a la empresa no al dueño del medio”.

Galeano expresó que pareciera que todos los días el Gobierno saldrá con una sorpresa para mantener un clima de incertidumbre que tiene agobiados ya a los hondureños.

De aprobar la ley tal cual está planteada señaló que se seguirá enviando un mensaje al exterior de un país desordenado e improvisado.

“Pareciera que se está persiguiendo un fin que no sabemos cuál es. Se le está haciendo un daño al país, sino son las exoneraciones es la Corte Suprema, ahora las Telecomunicaciones”.

Derechos innegociables

Aline Flores, presidente del Cohep, dijo que están haciendo un análisis del reglamento y que la libertad de expresión es un derecho universal.

“No debemos de cuestionarlo. Si debemos de reflexionar hacia dónde llevamos el país y buscar soluciones. Hay hambre en el país hay problemas vitales que se disimulan y se dejan de un lado por estar discutiendo cosas que no son prioridad nacional. Son cosas que ya hemos vivido, no somos una China o una Cuba que nunca han vivido con libertad de expresión y no nos pueden quitar ese derecho”.

Señaló que como Cohep nunca van a estar de acuerdo con una nacionalización o expropiación y que el Gobierno debe dialogar con los dueños de los medios de comunicación y arreglar las diferencias.

Luis Larach, ex presidente de la CCIC dijo que la libertad de expresión es in negociable y no se puede coartar.

“Ningún pueblo que tenga coartada la libertad de expresión vive en paz. Qué ha pasado en los pueblos donde se coarta la libertad, son pueblos reprimidos y abusados. Tenemos que tener por lo menos ese derecho a hablar, a expresar sin ofender, sin atropellar los derechos de otros”.

Larach dijo que es preocupante que se intente regular los contenidos de los medios de comunicación.

“Preocupa y no solamente en la parte empresarial porque los medios son una empresa. Aquí se afecta a la población, el futuro de los hondureños, de nuestros hijos y nietos. Estamos a punto que se violenten esos derechos que son inquebrantables, que son derechos de la humanidad el poder expresarse”.

Les dijo a las autoridades que no se debe legislar con el hígado y se debe pensar en el país.

“Están haciendo leyes que están afectando al país en general. Hacemos un llamado al Gobierno para que rectifique y que no expongamos más al país como beneficioso para fortalecer el mal”, sentenció Larach.

Lo contempla el proyecto de ley de telecomunicaciones

Control: En los nuevos artículos crean la Comisión Reguladora de Programación que aplicará normas y procedimientos de regulación en radio y televisión y estaría integrada por ocho miembros, entre ellos el presidente de Conatel, secretario de Educación, Cultura y Educación.

Operación: Ninguna persona natural o jurídica o grupo de personas podrá, por sí o por interpósita, obtener en concesión, permiso, registro o licencias llegar a operar o controlar más de una estación de radiodifusión o televisión de libre difusión en la misma banda.

Regulación: Conatel podría ejecutar políticas y disposiciones de regulación y de fomento y fortalecimiento en materia de difusión de mensajes en los servicios de radio y televisión de producciones nacionales, especialmente dirigidos a la infancia y adolescencia.

Agregado: En el artículo uno que establece las normas para regular en el territorio nacional los servicios de telecomunicaciones, agregan regular la difusión y recepción de mensajes que sean transmitidos a través de radiodifusión de libre recepción y medios electrónicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.