Honduras y El Salvador agilizarán trámites aduaneros en El Amatillo

Los cancilleres de Honduras, Arturo Corrales, y de El Salvador, Hugo Martínez, firmaron ayer un acuerdo que establece los lineamientos para agilizar los trámites aduaneros en la frontera de El Amatillo, mediante la habilitación de un puente donado por Japón y la utilización de una moderna plataforma electrónica.

Los cancilleres de Honduras y El Salvador, Arturo Corrales y Hugo Martínez, firmaron el acuerdo que establece la aplicación de medidas para agilizar el trámite aduanero en la aduana de El Amatillo.

El documento fue firmado durante un encuentro binacional que se realizó ayer en la aduana, que se ubica en el sur de Honduras, donde también participaron autoridades de Aduanas y Migración de ambos países.

De igual forma, en el encuentro participó el embajador de Japón en Honduras, Shisei Kaku, junto a representantes de ese país asiático acreditados en el vecino país.

El convenio tiene como propósito implementar mecanismos mediante los cuales se haga más expedito el trámite aduanero de las personas que entran y salen de ambos países, igual que las mercancías que son trasladadas de forma mutua, con el fin de tener un mayor crecimiento comercial.

Entre las medidas figuran que a partir del 15 de abril próximo todos los vehículos pesados transitarán por el Puente de la Amistad entre Japón y Centroamérica, situado sobre el río Goascorán, en la frontera entre Honduras y El Salvador, el cual fue donado por ese país asiático y cuyo costo fue de 15 millones de dólares.

Al mismo tiempo, se pretende implementar una plataforma electrónica en las aduanas de ambos países, con el propósito de reducir tiempo a los usuarios en todos los trámites aduaneros que se realicen.

INCREMENTAR COMERCIO

“Hemos tenido una jornada de trabajo muy provechosa y uno de los objetivos fundamentales del mismo es optimizar la infraestructura con la que actualmente contamos, gracias a la generosa cooperación del gobierno de Japón para incrementar los flujos comerciales y de personas entre El Salvador y Honduras”, destacó el canciller salvadoreño.

“Para lograr una mayor fluidez del tráfico hemos decidido hacer todos los esfuerzos, para trasladar todo el tráfico pesado al Puente de la Amistad entre Japón y Centroamérica y mantener de momento la circulación de tráfico liviano en el puente antiguo”, detalló Martínez.

Las autoridades de Aduanas de ambos países estarán intercambiando información, a efecto de que los furgones hagan todos los trámites aduaneros vía electrónica, para evitar que los pesados automotores permanezcan por muchas horas en el puesto aduanero.

Los cancilleres reiteraron el firme compromiso de sus países de avanzar en la construcción de la Unión Aduanera, mediante la gestión efectiva de la aduana de El Amatillo, basada en un modelo de integración virtual y operativa del comercio y tránsito internacional de mercancías.

 

Concluido el encuentro binacional, los cancilleres y funcionarios de ambos países recorrieron el Puente de la Amistad entre Japón y Centroamérica.

En ese sentido, los cancilleres reconocieron los importantes acuerdos y avances alcanzados por la Dirección General de Aduanas de El Salvador y la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI) de Honduras, para facilitar el paso de mercancías en El Amatillo sobre el Puente de La Amistad del Japón y Centroamérica.

“JUEGO DE TONTOS”

Por su parte, el canciller hondureño Arturo Corrales indicó que la integración es la pieza vital para lograr el bien común entre Honduras y El Salvador, constituyendo la aduana de El Amatillo, el epicentro de esa unión.

“Honduras y El Salvador solo tienen un destino común y es integrados, cualquier otra idea de que el desarrollo de nuestros países pueda ocurrir sin integración es juego de tontos”, declaró.

A criterio del funcionario, los productos que ambos países fabrican pasan por esa aduana y que el buen funcionamiento de la misma significa miles de empleos en Honduras y El Salvador.

“Queremos superar la nefasta cifra de que el tráfico de carga pesada en Centroamérica tiene una velocidad promedio de 11 kilómetros por hora y en la aduana de El Amatillo queremos reducir al mínimo el tiempo de espera en la aduana y ojalá que pronto digamos que en minutos cruzan los furgones”, agregó.

Tras la reunión de trabajo, las autoridades de ambos países hicieron un recorrido por el enorme Puente de la Amistad, el cual será habilitado para todos los vehículos pesados a partir del 15 de abril.

Tomado de La Tribuna, web


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.