CCIC teme cierre de empresas por retención del 100% del impuesto sobre venta

San Pedro Sula, Honduras. El presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés, Jorge Faraj, expresó su preocupación por que se está aplicando el oficio de la SAR que obliga a los bancos a retener el 100% del impuesto sobre ventas.

Faraj solicitó nuevamente a la SAR ponerlo en suspenso el oficio mientras dictamina el Congreso Nacional. Desde la semana pasada los bancos están haciendo la retención del impuesto sobre ventas comprometiendo el flujo de caja de los negocios.

El presidente de los empresarios en la zona norte dijo que ya han recibido muchas quejas de los agremiados. Según Faraj este oficio es ilegal ya que contradice el artículo 211 del Código Tributario.

“Nuevamente pedimos a la SAR que ponga en suspenso ese oficio, también hemos hecho acercamiento con el Congreso Nacional para que si no resuelve la SAR resuelvan ellos”.

“Esperamos que en esta semana solucionen porque se está poniendo en riesgo a muchas empresas y también pone en riesgo el plan Honduras 20/20 que hemos estado impulsando junto al Presidente Juan O. Hernández”, dijo.

Lamentó que en vez de estar enfocados en aumentar la productividad, en generar inversión y empleo se tenga que entrar en este tipo de situaciones.

El sector empresarial señala que en las negociaciones del Código Tributario se buscó más bien ver cómo se recuperaban los créditos fiscales de los empresarios.

“Cuando usted es comerciante usted compra lo que vende y paga el impuesto sobre venta, cuando lo vende lo recupera y paga solo la diferencia pero con esta medida usted paga el impuesto a la hora de comprar pero se lo retienen a la hora de vender. El comerciante nunca lo va a recibir de regreso. Sabemos que hay miles de millones de lempiras en las arcas del Estado que corresponden a créditos fiscales que debieron ser devueltos a los empresarios y no lo han hecho. Esto se va agravar con esta medida”, indicó Faraj.

De no suspenderse el oficio y de no intervenir el Congreso Nacional, el sector empresarial no descarta buscar las instancias legales.